Saltar al contenido
Portada » Blog » Contrato de patrocinio deportivo y cláusulas de moralidad

Contrato de patrocinio deportivo y cláusulas de moralidad

marca escudo club

En otras publicaciones comentábamos detalles acerca del contrato de patrocinio que al fin y al cabo genera financiación y visibilización de la marca “x” y cómo hay que proteger esa marca, pero hoy toca hablar sobre las cláusulas de moralidad.

También decíamos que es muy habitual confundir las figuras de patrocinio y la del convenio de colaboración, si bien, no estamos aquí para comentar estos detalles de nuevo, sino que toca comentar una de las cláusulas más interesantes de los contratos de patrocinio.

Hablamos de las cláusulas de moralidad

La idea fundamental de la que debemos de partir es que un contrato de patrocinio deportivo genera vinculación con la marca que el deportista, club, federación, […] patrocina llevando a ese elemento de reconocimiento de la marca a través del deportista o de la entidad deportiva.

Los ejemplos típicos

Si decimos Nadal nos viene a la cabeza KIA, ¿no?

Mireia Belmonte y Hyundai

Si decimos Turkish Airlines, nos viene a la cabeza Euroliga, ¿verdad?

Y Endesa, depende de lo que más sigas, Liga Femenina 1 de Baloncesto y/o ACB.

Si eres seguidor de fútbol sala, dirás Movistar – Inter 

Pero si eres seguir de baloncesto, dirás Movistar – Estudiantes 

De hecho, incluso puede variar si eres más de e-sports, al decir, Movistar podrás decir – Riders 

Hay muchas más variables, pero lo que está claro es que las entidades deportivas y los deportistas se vinculan con las marcas, sus servicios y sus productos

Para proteger las marcas, decíamos que se protegían en el Registro de Patentes y Marcas del ámbito territorial correspondiente, pero existe otra protección entre deportista y empresa, o entre club y empresa, o entre liga profesional y empresa, etc,.

¿Por qué?

Pues porque “el atleta siempre ha sido considerado como un personaje con el poder de influir sobre el comportamiento de los individuos.

[…], este poder de influencia se le concede en base a su comportamiento en el terreno de juego, así como por las habilidades y virtudes puestas en prácticas a través de su actuación deportiva. Sin embargo, esto ha cambiado en los últimos tiempos, la gente admira aquello que los atletas realizan fuera de los terrenos de juego, es decir, lo que hacen en sus vidas diarias.

Lo cual implica que ellos se convierten en ejemplares morales cuya responsabilidad excede bastante el terreno en que están especializados”.

¿Cómo se plasma en los contratos de patrocinio?

A través de la cláusula de moralidad o de comportamiento

¿Qué comportamientos son perjudiciales para la reputación de la marca?

  • Sanciones por dopaje
  • Amaños
  • Casos de corrupción en entidades deportivas
  • Multas de tráfico
  • […]

¿Se te ocurre algún otro comportamiento o algún ejemplo de caso en concreto?

Por ejemplo, el caso Kelme vs Oleguer cuando “Kelme rescindió el contrato de patrocinio con Oleguer por sus declaraciones sobre el etarra De Juana Chaos”

Aquí puedes escuchar extracto sobre el caso en la radio 

Pero si prefieres una lectura más densa, aquí puedes leer la sentencia que dio la razón a la marca Kelme:

¿Dónde se regula este tipo de cláusula? ¿Hay algún modelo en concreto de cláusula?

No existe una ley en la que se regule expresamente esta cláusula, sino que es fruto de aplicar los principios básicos contractuales del Código Civil, y, sobre todo, en aplicación de jurisprudencia, caso a caso.

En el caso de Kelme vs Oleguer se menciona esto, mira:

“Es por tanto indiscutible que las manifestaciones realizadas por el futbolista estaban amparadas por el ejercicio de la libertad de expresión y opinión.

No obstante, es necesario tener en cuenta y considerar que el ejercicio de dicho derecho podría afectar al específico ámbito de derechos y obligaciones correspondientes a la relación contractual que ligaba a los litigantes, pues entre ellos se generaron un complejo de derechos y obligaciones recíprocas que pese a que no condicionaban el ejercicio de la libertad de expresión y opinión del actor, …

… sí que podrían provocar la resolución unilateral y anticipada del contrato conforme a las estipulaciones que fueron libremente pactadas por las partes en aplicación del principio «pacta sunt servanda».

La licitud de estas cláusulas deriva del artículo 1255 del Código Civil cuando prevé que «los contratantes pueden establecer los pactos, cláusulas y condiciones que tengan por conveniente, siempre que no sean contrarios a las leyes, a la moral, ni al orden público”.

Duda

Como deportista o como entidad deportiva, ¿has firmado alguna vez este tipo de cláusula?

Y como marca, ¿has firmado alguna vez este tipo de cláusula?

No existe un modelo en concreto de cláusula, pero sí debemos saber qué hay que incluir para proteger (Bien proteger a una parte o bien a las dos de forma recíproca)

Estableciendo qué conductas desprestigian a la marca, qué consecuencias se generan si se cometen esas conductas desprestigiosas para la marca, […] y otros detalles dependiendo de la relación, de la competición en que se participe, del ámbito territorial al que afecte, […].

Muchas gracias por la lectura

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Protección de datos personales

Utilizaremos sus datos para publicar comentarios. Para más información sobre el tratamiento y sus derechos, consulte la política de privacidad.